Después de todos los esfuerzos por solucionar los problemas de fuga de agua en la piscina del Cañuelo, el Ayuntamiento apostará por una reparación definitiva

piscina cañuelo GELVES

Después de todos los esfuerzos por solucionar los problemas de fuga de agua en la piscina del Cañuelo, el Ayuntamiento apostará por una reparación definitiva

10/05/2024

El estado de deterioro tanto del vaso como del sistema hidráulico de la piscina ubicada en El Cañuelo hace necesaria una actuación integral y definitiva, a pesar de todos los arreglos parciales ya realizados. Aunque la de verano permanecerá cerrada en la presente temporada, la piscina cubierta de este complejo se mantendrá abierta en la época estival para complementar los servicios que prestará la del Polideportivo este verano.

El Ayuntamiento de Gelves se ha visto obligado a prescindir este verano de una de las dos piscinas con las que cuenta el municipio debido al mal estado en el que se encuentra la ubicada en el complejo de “El Cañuelo”. A pesar de los muchos esfuerzos, arreglos y mejoras realizadas en los últimos años, sigue necesitando una actuación integral y definitiva que acabe con los problemas de fugas de agua de los que adolece, y que afectan no sólo al vaso sino a todo el sistema hidráulico (tuberías, juntas, conexiones, bombas, …). Lo que supondrá una inversión cercana a los 250.000 euros.

Según el informe técnico de urbanismo, la actual piscina del Cañuelo se construyó en 1997 sobre un vaso antiguo de 1968 pero sin renovar completamente las tuberías, por lo que el sistema hidráulico se encuentra muy deteriorado y es de difícil acceso. A esto se une la complejidad de tuberías, conexiones y bombas que requiere una instalación de estas características y dimensiones, tanto para la detección como para su arreglo.

Según el mencionado informe, desde 2021 se han realizado varios estudios y trabajos por parte de empresas especializadas que han tenido un coste considerable, superior a los 50.000 euros, pero que no han conseguido atajar completamente el problema. “Por eso hemos decidido – explica la delegada Municipal de Urbanismo- llevar a cabo un proyecto definitivo que acabe con las fugas de agua y permita ofrecer un buen servicio a nuestros vecinos/as, a la vez que cumplir con nuestro compromiso de realizar un consumo responsable del agua. Nuestra intención es, además, adaptar las instalaciones a la actual normativa de accesibilidad, así como construir una nueva losa de fondo para disminuir su profundidad, reduciendo un poco más en consumo de este recurso hídrico tan escaso en nuestra tierra”.